Novedades en la categoría Viajes

      Estas son algunas de las curiosidades que me he encontrado en los últimos cuatro días en los que he estado dando una vuelta por Holanda:
  1. Los Holandeses son altos si. No es porque me haya ido comparando con cada uno de los transeúntes con los que me cruzaba, de hecho es difícil porque la mayoría van en bicicleta, sino porque ha sido la primera vez en mi vida que mi recién estrenado como despreciable un metro ochenta y tres de altura no ha servido para evitar que me colgaran los pies al sentarme en el servicio. Está bien ponerse en la piel de los demás de vez en cuando.
  2. ¿Quien dijo que Amsterdam era para los niños?. Será para los niños que vayan en bicicleta porque a todo aquel que va a pie le cortan el rostro cada vez que quiere cruzar la calle. Ya no solo te tienes que preocupar al cruzar la calle de:coches, autobuses y tranvías, súmale las bicicletas, que: pueden ir a gran velocidad, circulan en ambos sentidos por cualquiera de los dos carriles bici que normalmente tienen a ambos lados de la calzada, y no te puedes fiar de los pasos de Cebra.
  3. El parque de Bicicletas es inmenso, no solo existen sitios específicos para dejarlasbicicleta_abandonada_leiden.jpg aparcadas sino que prácticamente en cualquier sitio existe un enganche especial para dejarlas o incluso se permite dejarlas sobre la acera apoyadas en cualquier pared o valla que se precie. Pero lo más curioso son las que abandonan y mueren permaneciendo allí nadie sabe cuanto tiempo sin nadie que vaya retirando las que están claramente abandonadas.Una cosa es cierta, el carril bici es un carril bici, tanto en las ciudades como en las carreteras, no es un arcén pintado. De hecho en las propias carreteras está separado físicamente de la vía, asfaltado, e incluso con pintura para separar ambos sentidos, una maravilla vamos.
  4. En Holanda no se desayuna, o al menos no se hace públicamente. También me ha llamado la atención, y mucho, que no haya ni una sola cafetería abierta a las 9 de la mañana para tomar un café y una tostada. Todo parece ir más lento del ritmo al que estamos acostumbrados en España, donde a las 9 de la mañana las cafeterías, todas, llevan tres horas abiertas, las que menos, y han servido, cafés, carajillos, tostadas, y bocadillos de panceta si me apuras para hacer caja y cerrar. Parece que a esas horas la única vida que existe se encuentra en las estaciones de tren. Nota curiosa, es difícil acostumbrarse al café sin leche, ¡como le dan a la crema!, e incluso al sobrecito de leche en polvo, snif....
  5. Lo de los horarios es envidiable también, Es frecuente que el horario sea específico por cada día de la semana. De abrir los domingos nada de nada, pero es que a las 18:00 de la tarde, todo cerrado salvo los restaurantes, bares y cafeterías, nada abre antes de las 10:00 o incluso las 12:00 y los lunes abren más tarde de lo normal. No me extraña que su longevidad sea mayor a la nuestra, no mueren de estrés.
  6. De precio como aquí, je, de sueldo seguro que no. Los precios sinceramente los he visto al mismo nivel, o incluso en algunas cosas, por debajo de lo que estamos acostumbrados en España. Incluso comer no me ha costado mucho más de lo que se paga en España. La gasolina tampoco anda muy lejos del precio que se paga por estos lares. De todo esto deduzco que en España andamos muy por encima de lo que deberíamos en función de lo que se nos paga. 
  7. En cuanto al idioma, con el Inglés sin problemas. Es cierto que lo hablan más que nosotros pero también lo es que en el fondo nosotros estamos aislados del resto de Europoa mientras que ellos tienen están a un paso de otros tantos países con lo cual en el fondo es casi una obligación.
  8. Lo de los canales y los puentes es una preciosidad y una suerte, no solo de Amsterdam sino que cualquier ciudad los tiene. Amsterdam tiene más de 1200 puentes, y todos los canales son navegables. Es típico que a la caída de la tarde la gente salga en sus barquitos a darse un garbeo tomando unas cervezas y charlando con los amigos. Todo un lujo para una ciudad, para el interior de una ciudad, que es lo más curioso.
  9. Lo del barrio rojo y los coffe shops creo sinceramente que desvirtúan los motivos por los que uno debe de ir a conocer Amsterdam, aunque en el fondo, forman parte del paisaje cultural. 
  10. En definitiva, que si lo teníais planificado enhorabuena y si no, no lo descartéis, que os va a encantar.
PD: En cuanto pueda os subo unas cuantas fotos para que lo veáis con vuestros propios ojos.

Menea esta noticia Vota la noticia en Wikio Manda la noticia a Digg Manda la noticia a del icio

Disculpen las molestias

Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas recientes en la categoría Viajes.

Televisión es la categoría anterior.

Web es la siguiente categoría.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.23-es