Esto es lo que pasa cuando tratas de introducir vehemencia en un discurso sin sentido

febrero 13, 2013 by · 1 Comment
Filed under: Nacional 

Que al final ya no sabes ni lo que estás defendiendo ni como lo estás haciendo. Y es que debatir sobre los derechos de los animales cuando te gusta ir a los toros es complicadete. Lo mejor hubiera sido pasar la papeleta a otro y quemarlo de por vida que salir a decir tanta chorrada junta. Lo más patetico es querer comparar el sufrimiento de un animal en una plaza de toros por deporte con la muerte o cría de un animal para consumo humano. Si, le pese a quien le pese, somos también carnívoros y o los cazamos a la antigua usanza como la naturaleza nos enseñó o seguimos haciéndolo como hasta ahora, procurándoles el menor sufrimiento posible en la mayoría de los casos. Pero de ahí a comparar eso con meter a un anímal en una plaza, llenarlo de estocadas viendo como se desangra mientras el público vitorea el tema y cobrar entradas por ello, pues hombre, hay un trecho. Si se quiere defender, que se defienda desde la opinión partícular o desde el mal gusto de cada uno o incluso, desde el punto de vista de la gente que vive de ello pero decir gilipolleces por deporte, pues no, eso no va a evitar que siga siendo una salvajada, o que se te considere que formas parte del partido veleta por excelencia, que tan pronto defiende el blanco como que de repente está matando por el negro. Hacerlo encima el día que se debate y rechaza la dación en pago en el congreso, para colmo, no tiene precio.

Share