Echándole la culpa al gato

octubre 17, 2008 by · 1 Comment
Filed under: Política 

      Lo de Esperanza no tiene nombre, primero les recorta a las Universidades públicas Madrileñas un 30% de la nómina con el curso empezado y sin avisar y ahora les manda una carta diciéndoles que la culpa es de Zapatero que no le Paga lo que le debe. Hace dos días decía que ese dinero que se le adeudaba lo sufriría la Sanidad, ahora lo sufre la Universidad, que lástima que no lo sufra la publicidad ni el sueldo de los consejeros oye. Digo yo que Zapatero debe tener un infiltrado redactándole los presupuestos a la Comunidad de Madrid para cometer estas felonías dignas de un político de izquierdas. ¿Que será lo próximo que sufra el recorte, las ayudas, las becas, los servicios sociales,…..?

Share

Y ahora a por la educación

octubre 10, 2008 by · Leave a Comment
Filed under: Política 

    Con la Sanidad y la gestión del Agua encarriladas a Esperanza le faltaba añadir como trofeo a su salón de la Libertad a las Universidades Madrileñas y no podía haber empezado a hacerlo mejor que recortándolas sin previo aviso y con alevosía un 30% del presupuesto para este año con el curso ya comenzado. Lo diré como tanto le gusta decirlo a ella: Aguirre asfixia a las Universidades Madrileñas. Alegan falta de liquidez cuando quieren decir morro. Está claro que en tiempos de crisis quien sufre en candidatos es la Universidad privada. Hace tiempo que las Universidades públicas tienen menos estudiantes y al tener menos ponen menos trabas para la entrada de alumnos lo que hace que alumnos que antes si o si, si querían estudiar determinadas carreras más demandadas y no les llegaba la nota se las tenían que pagar en la privada ahora las puedan estudiar sin problemas en la pública. Y las privadas habrán llorado, así que ahora hay que empezar a trabajar para equilibrar, o más bien desequilibrar la balanza del lado que la interesa a la presidenta y que mejor manera para empezar que recortarles los medios a las públicas para que tengan que autoreducirse. El siguiente paso será decir que no funcionan y después venderlas a trocitos.

Share