Apuntando en la dirección equivocada

enero 9, 2012 by · Leave a Comment
Filed under: Política 

Una de las primeras directrices del nuevo gobierno para luchar contra el fraude fiscal ha sido la de quere limitar el pago en efectivo a cantidades inferiores a 1000€. Y ya está. Esto es todo lo que se les ha ocurrido para luchar contra el fraude fiscal, como si la gente fuera ahora a correr como loca a sacar los 1200€ de debajo del colchón para meterlos al banco corre que te corre por si acaso no les va a servir para pagar en el Mercadona la semana que viene.  Mira tu por donde que no me imagino yo a Undargarin ahora llevando maletines a Belice en billetes de 50€ por si en algún momento tiene que ir tirando de ellos para comprarse el siguiente Mercedes.

Estamos en lo de siempre, es preferible mirar para abajo que para arriba. Es cierto que en España la frase más utilizada de toda la vida para todas las transacciones es el “con Iva o sin Iva” como si no pagarlo fuese una alternativa, pero no menos cierto es que a quien habría que señalar con el dedo también es a todos aquellos por no pagar impuestos se montan sociedades dentales en Despachos de abogados varios y saben recitar de memoria todos los paises donde no te cobran impuestos por ingresar y mantener tu dinero. A estos nunca les toca pagar ninguna receta para salir de la crisis, porque de los otros hay muchos pero el problema es que éstos son amigos de los que gobiernan, no de los gobernados y aunque sean pocos los números que manejan son de muchos más que tres ceros.

Share

¿Que fué de aquello de refundar el capitalismo?

octubre 22, 2010 by · 1 Comment
Filed under: Economía, Web 

Cuando la crisis comenzó nos hacíamos la boca agua oyéndo a los grandes líderes, entre ellos Sarkozy, proclamando que había que refundar el capitalismo. 1 año o 2 ya después, lo único que queda de aquello son los recortes en sueldos y pensiones que sufrimos los de siempre. ¿y del capitalismo? Mejor ni hablamos. Se decía entonces que una de las soluciones para evitar nuevas crísis era acabar de una vez por todas con los paraisos fiscales. ¿y de aquello?. No se ha movido nada, la empresas y los bancos siguen campando a sus anchas por los mercados y desviando el dinero a donde les venga en gana con tal de no pagar impuestos. Los países europeos siguen sin ponerse de acuerdo en los impuestos que cobran a las empresas y así seguimos y seguiremos. Demasiados intereses para mover una sola coma, pero eso si, los sindicatos cada vez más degradados y con peor opinión pública sobre ellos. Se ha refundado el capitalismo pero a peor. Leo que la todopoderosa Google (otra organización con ánimo de lucro más) utiliza paraísos a diestro y siniestro en Europa. Primero Irlanda, con unas tasas sobre los beneficios de las más bajas de Europa y después Bermudas porque Irlanda se lo permite. Hace un par de días veía uno de esos reportajes de españoles por el mundo donde una española decía trabajar para la sede de Facebook en Europa, en Irlanda también, no es casualidad. Se permite porque se quiere permitir. Las leyes Europeas deberían endurecerse y no permitir la salida ni la entrada de capital proveniente de estos países, y cuando se detecte que se hace, sanciones. No hay otra manera lamentablemente de que todos entendamos que hay que pagar impuestos, los que los pagamos religiosamente y los que de que lo hacemos.

Share

Usos del Castellano

agosto 24, 2009 by · Leave a Comment
Filed under: Economía, Protesta 

      Se permite a los bancos y grandes empresas sacar beneficios del país para congelarlos durante un tiempo en paraísos fiscales para evitar sobre todo el pago de impuestos en su país de origen, o sea, saltarse la ley local, y posteriormente regresar esas mismas cantidades para realizar inversiones o incluso maquillar sus cuentas de resultados en años difíciles.
      Ahora bien, si un ciudadano de a pie se monta un servidor en un país que no tiene tantas restricciones para la distribución de material protegido con copyrigth, o sea, saltarse la ley local, se le considera un pirata y al acto, un hurto.
      La diferencia es que en el primer caso se nos roba a todos, en el segundo solo a unos pocos. Debe ser ese el problema de por qué los medios de comunicación tienen esa manía de torcer el lenguaje siempre en el mismo sentido.

Share