Somos un poco patéticos

febrero 10, 2012 by · Leave a Comment
Filed under: Economía, Protesta 

Sinceramente ya es la segunda vez. Primero pillaron a Rajoy con el primer ministro finlandés a micrófono abierto cantando por solerares sobre la reforma laboral con la que nos van a aporrear hoy y ayer le pillan a De Guindos haciendo lo propio con el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Me parece patético que tengamos que ir a base de conversaciones de pasillo a justificar las decisiones de un país como éste como si tuvieramos que dar explicaciones a nadie sobre lo que hacemos o lo que debemos de hacer. Lo achaco a que realmente no saben ni de que hablar y antes que ponerse hablar de países o costumbres que no conocen o de como calienta el sol en España se ponen a hablar con el matón del bocata que te he traído hoy para que no me pegues mañana en el recreo. Como si realmente les importara. Como si la reforma laboral fuera a solucionar los problemas de este país o de Europa, no te fastidia. Al final en vez de soluciones sensatas y que realmente nos conduzcan a cambiar el modelo productivo o laboral tiramos del manual de otros para cocinar recetas que no hay quien se las trague a estas alturas.  En fin, que llegó el día, otro viernes que casualidad, en el que nos vamos a dar cuenta que no somos más que meros esclavos a la orden del Capital del barco, que si hasta ayer considerabas que estabas exprimido, mañana comprobarás tristemente que todavía te quedaba zumillo y que hasta la última gota la vas a tener que entregar, que da igual quien te dirija porque las soluciones son las mismas y tristemente comprobarás que dentro de un año tu sudor no habrá servido para nada. Mientras tanto, el de ellos permanecerá intacto un año más, objetivo cumplido. Cuando acabe la legislatura habrán barrido con lo poco que quedaba del estado de bienestar, habrán privatizado hasta el aire y habrán dejado sentadas las bases para que no podamos protestar en los próximos cincuenta años, y al que proteste, a la fosa.

 

 

Share