La enésima pataleta de Lucía Etxeberría

diciembre 21, 2011 by · Leave a Comment
Filed under: Web 

Lucía Etxeberría anuncia que deja de escribir porque está hasta el gorro de las descargas y de que su oficio ya no la de para comer. No es la primera vez que Lucía hace este tipo de movimientos recién sacado a la luz su último libro, aunque en esta ocasión no se si la jugada le ha salido un poco más cara de lo que esperaba. Etxeberría no es lo que si dice muy “querida” entre los internautas y si mezclas las palabras internautas + piratería lo que te sueles llevar es un batacazo en toda la red. No se habló ayer en todo el día de otra cosa. Curioso, no obstante, que la autora conocida que ha sido más demandada por plagio sea precisamente la que venga a hablar a los demás de piratería. Ayer se quejaba amargamente de tanta reacción en su contra justificando su decisión de dejar de escribir, su profesión, en que ya no le daba para comer. Más o menos lo que ha pasado a cinco millones de españoles con la diferencia de que a estos nadie les ha preguntado ni les ha dejado elegir, es la ley de la oferta y la demanda, ya no se construyen casas, ya no puedes ser albañil y por supuesto ya no puedes ir a la obra en el BMW.

Bromas aparte el problema de los escritores es bastante serio, porque los cantantes pueden hacer bolos y conciertos para sobrellevar sus penas, los escritores no. Los escritores pueden escribir en periódicos, eso si, aprovechándose de su bien llevada fama, pero ni todos pueden, ni todos valen. El problema de Lucía como el de tantos otros es el mercado. Ha cambiado y ni las grandes discográficas, ni las editoriales se quieren todavía dar cuenta de ello. ¿De que va a vivir?. Es muy sencillo. Lo primero no tienen ninguna lógica que el autor de un libro se lleve menos del 5% del PVP final de la venta de un libro. No hay ninguna justificación para ello y eso si que es piratería. Segundo, internet, tan demonizado por tantos, es una plataforma ideal para que cualquier escritor pueda autoeditar sus propios libros, sin tanto esfuerzo ni conocimientos y aumentar de manera considerable sus ganancias, solo hay que tener interés, los conocimientos los tenemos lo demás. Y tercero publicidad, en un libro comprado no, pero en un libro descargado, ¿por que no?, rebajamos los precios de la descarga y obtenemos ingresos por otros conceptos. Sinceramente no lo veo tan descabellado y antes que pegarse de cabezazos contra el futuro habrá que ver como podemos acomodarnos a los nuevos tiempos ¿no?.

Share