Tampoco fue para tanto

febrero 17, 2010 by · Leave a Comment
Filed under: Cine 

    Si, efectivamente la Gala de los Goya fue la más vista de la historia, pero no, no fue porque el cine español se reconciliara con el público:

  • Lo presentaba Buenafuente con todo lo que ello conlleva
  • Le habían dado una publicidad brutal, casi con un més o más de antelación y en diferentes cadenas ya había anuncios de Buenafuente buscando presentadores
  • Estaban Penelope y Bardém juntos, con todo lo que ello conlleva para cierta parte de la sociedad
  • Había una lógica pugna entre las dos únicas películas que llenaron la ceremonia, Agora y Celda 211
  • Y el petardazo final, apareció Almodovar

    En definitiva, como buen cineasta amante de los efectos especiales Alex de la Iglesía nos planteó una gala llena de Árboles para que hoy todavía sigamos hablando de ello y no de una gala en la se podían haber firmado los premios uno a uno antes de comenzar, vamos que ni Papa Noel los hubiera repartido mejor, y en la que a Alex de la Iglesia en el tradicional discurso que no pinta nada se le olvidó que la audiencia estaba al otro lado del patio de Butacas. Enhorabuena, pero la espuma con el tiempo se diluye con el agua. Al cine español le queda todavía un largo recorrido para reconciliarse con su público. Pueden empezar por no atizarle con la vara cada vez que a un director o actor le ponen un micro en la boca, o pueden también quitarnos de su punto de mira y después pueden seguir por dejar de retratarnos como somos o fuimos y empezar a hacernos ver como podríamos ser, quizás así les funcione mejor el invento.

Share