¿Cual es la mejor hipoteca?

junio 29, 2011 by · Leave a Comment
Filed under: Economía 

Ojalá hubiera escrito esto hace unos cuantos años y ojalá hubiera servido para frenar tata borrachera de champagne, pero en fin, quizás algún día, esto vuelva a pasar, que pasará, y quizás alguien lo lea y se lo piense dos veces antes de firmar con los chupasangres un documento que le ate de por vida a una casa que no vale lo que está pagando por ella. Jamás, y digo jamás, debes firmar una hipoteca por más de 15 años para devolverla. Como muchísimo te deberías ir a los veinte si no puedes pagarla en 15, pero ya 15 años es una barbaridad para pagarla. Ahora viene el comentario fácil, si claro, como que voy a poder pagar una letra así en quince años…Bien, pues si no puedes pagarla es que: o el precio de la casa que te estás comprando está sobrevalorado o que el que se está sobrevalorando eres tu y te estás tratando de comprar una casa que no puedes pagar, por encima de tus posibilidades. ¿y por qué a quince años?

  1. Porque a treinta pagarás en intereses más del doble de lo que cueste la casa y porque los primeros cinco, diez años de pagar, tiempo en el que hay más probabilidad de que sucedan cosas (despidos, divorcios, etc..) no habrás pagado prácticamente capital de lo que debes.
  2. Porque a quince, es la diferencia, no llegas a pagar en intereses ni siquiera la mitad de lo que vale la hipoteca. Es decir, que de quince a treinta años la sangría de lo que te roba el banco se multiplica por algo más que por dos.
  3. Porque si ya en quince años te puede pasar de todo, imaginate en treinta. ¿Cuantos años tienes, veinticuatro, treinta?¿Cuantas cosas te han pasado en la vida hasta ahora?¿Crees que tu situación será la misma durante treinta años?. La cuenta más fácil es pensar que tu sueldo aumentará y la letra se hará proporcionalmente más pequeña, pero en la vida pasan otras cosas como que te divorcies y la cagues en todos los sentidos, que pierdas tu trabajo, que sufras un accidente, que tengas que cuidar de tus padres. Piensa por un momento si te pasara cualquier cosa de esas ahora mismo, ¿podrías seguir pagando la letra?
  4. Porque a quince años si te pasa cualquier cosa entre medias y no puedes pagar la letra, siempre podrás alargar el prestamo otros cinco, diez años y rebajarla cuantiosamente. A treinta se reirán de ti cuando les pidas un aplazamiento.
  5. Prueba a hacer simulaciones con intereses más altos. Si te la conceden a treinta es porque el interés es de risa. Subelo un punto, dos, y vuelve a mirar la letra. Que no te parezca increible que no puedan subir los intereses. Haz esa misma subida de interés a tu simulación a quince años y a treinta años cuando hayan pasado ya cinco, verás que lo que te aumenta en intereses la letra a treinta años es mucho más que lo que aumenta a quince, lógico, a quince en cinco años ya te has quitado mucho más capital que a treinta y los intereses se pagan por el capital pendiente.

Por último, nunca pienses en una letra como cosa de dos. Piensa en si podrías pagar pagar esa misma letra tu solo, con tu sueldo como única fuente de ingresos. Si no puedes, repito, te estás comprando una casa por encima de tus posibilidades. Se que es duro reconocer esto, pero no todo el mundo puede o debería vivir en bohadilla en un chalet adosado. Empieza por algo más pequeño, págalo, vivirás más feliz, te lo puedo asegurar.

 

Share