¿Dación en pago? y una leche

febrero 24, 2012 by · Leave a Comment
Filed under: Política 

Hace unos días el gobierno anunciaba que promulgaría leyes para promover la dación en pago, poder entregar la vivienda hipotecada a cambio de la propia vivienda y sin tener más cuentas pendientes. «Que raro», pensé, que raro que los bancos no hayan puesto el grito en el cielo nada más oir la noticia, más que nada porque suponía unas perdidas brutales en sus previsibles ingresos y lo que es peor, incluso la puesta en auténtico riesgo de sus cuentas. Cuando uno lee un poco más se da cuenta que no es más que un artificio más de los que nos tiene acostumbrados la derecha y que de dación en pago ni el nombre, a ver quien convence ahora a los que ya se han convencido que del dicho al hecho ni siquiera hay camino.

Share

¿Cual es la mejor hipoteca?

junio 29, 2011 by · Leave a Comment
Filed under: Economía 

Ojalá hubiera escrito esto hace unos cuantos años y ojalá hubiera servido para frenar tata borrachera de champagne, pero en fin, quizás algún día, esto vuelva a pasar, que pasará, y quizás alguien lo lea y se lo piense dos veces antes de firmar con los chupasangres un documento que le ate de por vida a una casa que no vale lo que está pagando por ella. Jamás, y digo jamás, debes firmar una hipoteca por más de 15 años para devolverla. Como muchísimo te deberías ir a los veinte si no puedes pagarla en 15, pero ya 15 años es una barbaridad para pagarla. Ahora viene el comentario fácil, si claro, como que voy a poder pagar una letra así en quince años…Bien, pues si no puedes pagarla es que: o el precio de la casa que te estás comprando está sobrevalorado o que el que se está sobrevalorando eres tu y te estás tratando de comprar una casa que no puedes pagar, por encima de tus posibilidades. ¿y por qué a quince años?

  1. Porque a treinta pagarás en intereses más del doble de lo que cueste la casa y porque los primeros cinco, diez años de pagar, tiempo en el que hay más probabilidad de que sucedan cosas (despidos, divorcios, etc..) no habrás pagado prácticamente capital de lo que debes.
  2. Porque a quince, es la diferencia, no llegas a pagar en intereses ni siquiera la mitad de lo que vale la hipoteca. Es decir, que de quince a treinta años la sangría de lo que te roba el banco se multiplica por algo más que por dos.
  3. Porque si ya en quince años te puede pasar de todo, imaginate en treinta. ¿Cuantos años tienes, veinticuatro, treinta?¿Cuantas cosas te han pasado en la vida hasta ahora?¿Crees que tu situación será la misma durante treinta años?. La cuenta más fácil es pensar que tu sueldo aumentará y la letra se hará proporcionalmente más pequeña, pero en la vida pasan otras cosas como que te divorcies y la cagues en todos los sentidos, que pierdas tu trabajo, que sufras un accidente, que tengas que cuidar de tus padres. Piensa por un momento si te pasara cualquier cosa de esas ahora mismo, ¿podrías seguir pagando la letra?
  4. Porque a quince años si te pasa cualquier cosa entre medias y no puedes pagar la letra, siempre podrás alargar el prestamo otros cinco, diez años y rebajarla cuantiosamente. A treinta se reirán de ti cuando les pidas un aplazamiento.
  5. Prueba a hacer simulaciones con intereses más altos. Si te la conceden a treinta es porque el interés es de risa. Subelo un punto, dos, y vuelve a mirar la letra. Que no te parezca increible que no puedan subir los intereses. Haz esa misma subida de interés a tu simulación a quince años y a treinta años cuando hayan pasado ya cinco, verás que lo que te aumenta en intereses la letra a treinta años es mucho más que lo que aumenta a quince, lógico, a quince en cinco años ya te has quitado mucho más capital que a treinta y los intereses se pagan por el capital pendiente.

Por último, nunca pienses en una letra como cosa de dos. Piensa en si podrías pagar pagar esa misma letra tu solo, con tu sueldo como única fuente de ingresos. Si no puedes, repito, te estás comprando una casa por encima de tus posibilidades. Se que es duro reconocer esto, pero no todo el mundo puede o debería vivir en bohadilla en un chalet adosado. Empieza por algo más pequeño, págalo, vivirás más feliz, te lo puedo asegurar.

 

Share

Manual para no acabar con la especulación

marzo 24, 2011 by · 2 Comments
Filed under: Economía 

Uno compra una casa, el Banco la tasa por encima de su valor real asumiendo los riesgos de conceder un prestamo sobre un bien sobretasado a una persona que saben perfectamente no podrá pagar las mensualidades durante treinta años. Lo hacen encima cuando los intereses están por los suelos y sin contarle al sujeto como van a ser sus letras cuando suban punto y medio Efectivamente el tipo llegado el momento y por las razones que sea no paga, el banco se queda la casa comprándola en subasta por la mitad de lo que valía porque ahí ya no la tasa para venderla sino para comprarla por lo que el tipo se queda sin casa y todavía le debe la mitad del piso al banco que se lo concedió. El Banco después la saca a la venta colocándola mientras tanto en sus balances por un precio superior a lo que pagó por ella o al que debía debía el tipo. por Zapatero dice ahora que cambiar esto pondría en riesgo el sistema financiero. Supongamos ahora que no, que cambiamos la ley y lo que empieza a ocurrir es que los Bancos dejan de sobretasar y conceder prestamos millonarios a quien no los va a poder pagar, supongamos que esto supone un descenso del precio de la vivienda por el descenso brusco de la demanda. Supongamos que se dejan de inflar los precios no ya porque no haya gente ignorante que pique sino porque sencillamente se pagará por lo que se pueda pagar. Supongamos que por una vez se gobierna de cara al pueblo y no con los poderosos a la espalda.

Share

¿Y donde está nuestro dinero?

julio 2, 2008 by · Leave a Comment
Filed under: Protesta 

    Sube el petroleo, sube la gasolina, suben los alimentos y, sobre todo, suben las hipotecas. El consumo se cae, los precios de la vivienda se desploman, las ventas de coches por los suelos. Pero el dinero que circula sigue siendo el mismo. No compramos coches, ni vamos a los restaurantes y cines porque simplemente hay que pagarle más al banco, luego, ¿por que no paran eso?, sencillamente porque no quieren. Por que con nuestro sudor se han asegurado su salario en tiempo de crisis, ganaban con las vacas gordas y engordarán con las flacas, vivían bien antes y vivirán mejor después y solo cuando no haya sangre que chupar llorarán, ¿Alguien se cree que no se puede parar la subida del Euribor?¿Acaso alguien piensa que tiene vida propia? ¿que no se puede llegar a un acuerdo con los bancos?¿que no se pueden buscar otras soluciones a nivel interno?. Por Dios, bastaría con que dos o tres grandes mandatarios se plantaran delante del presidente del Banco central Europeo para que quedara congelado pero nadie hace nada, se escudan en la inflación y a mirar para otro lado como si las decisiones económicas las tomaran los extraterrestres. Habrá que ver hasta cuanto están dispuestos a que baje el consumo para que reaccionen porque gente para ganar dinero hay mucha, no solo los bancos, y lamentablemente cuando los ricos lloran se les oye más y los gobiernos cambian de mano más fácilmente y eso ya es un tema interesante para sentarse a negociar.

Share