Lo que hay que leer de vez en cuando

agosto 28, 2009 by · 1 Comment
Filed under: Medios de Comunicación, Protesta 

lizzie-miller.jpg

   La modelo de la foto, Lizzie Miller, ha salltado a la fama mundial por salir en la revista Glamour tal y como es. Tal y como puede ser cualquier mujer que no se deje la vida por permanecer en la 36. Lo que tiene narices es después leer noticias, como esta del país, diciéndo que esta chica está rellenita. ¿Rellenita de que?¿Es un huevo Kinder acaso?. Señores del país, este tipo de actitudes precisamente y no la valentía de la revista Glamour, por más que no pase de un truco que les ha salido de maravilla, son las que fomentan los problemas de la adolescencia y de las no tan adolescentes ya. Se trata de comenzar a ver a mujeres como Lizzie como normales y a las modelos actuales que no tienen cintura ni para sujetarse el pantalón como los casos extremos. Ese es el quid del asunto y si no lo ven así es mejor que no escriban artículos de este tipo.
Share

Amiguito del Alma

abril 23, 2009 by · Leave a Comment
Filed under: Política 

      Amiguito del alma, te quiero un huevo, durante toda tu vida, tenemos que hablar de lo nuestro, te has pasado 20 pueblos, es muy fuerte….Algo cambió en la vida de los Valencianos cuando Camps sacó a Zaplana del mapa político levantino, cambiaron los cromos, pero se dejaron el álbum. La conversación entre Camps, el Bigotes y la mujer de Camps, que publica hoy el País es de libro. Pero no paaaaasa nada, mañana saldrá Camps, dirá que todo es mentira, que todo lo han devuelto y no pasa nada, pero si que pasa, algo ya ha cambiado por más que se empeñen en votarles. Que ya sabemos que lo son, como lo sabíamos de Zaplana por más que le votaran también. Turno de Rajoy para que hable y turno del PSOE para hacerle que hable. Habrá más, y solo es cuestión de tiempo que lo vayan sacando. Son las 6:44 (Dios que horas) del jueves 23 de Abril del 2009 y nadie dimite, ni Camps, ni Esperanza, ni el desaparecido Trillo que no sale ni a por pan hasta que se termine su verguenza y su calvario.

Share

El sastre por bulerías

marzo 16, 2009 by · Leave a Comment
Filed under: Entrevistas, Política 

      Comenzó a cantar José Tomás, el Sastre de Camps, el domingo en el país y comienzan a contar los días para que Mariano le de un Toque a Camps.
«Me despidieron tras declarar ante Garzón»
 «Siempre que venía a Madrid, Camps se alojaba en el Ritz.Él me llamaba por teléfono cuando salía de Valencia o desde el coche y me decía
a la hora que llegaba al Ritz. A su llegada yo ya le estaba esperando en el
hotel y subía a su habitación. La primera vez le tomé las medidas y las dos
siguientes le mostré algunas telas o una americana que le había hecho».
«Me hizo repetir bastantes trajes. Quería los pantalones con un ceñidor detrás y
hubo que buscar una trabilla que tuvieron que traer de Italia. Pero era una
persona amable, buena gente. Los trajes que le hice eran de unos 800 o 900 euros
los primeros. Los últimos, de 1.000 o 1.200. En total le hice unos ochos trajes,
tres americanas, pantalones… Tuvimos relación durante un año y pico»
«Por consejo del cortador de la fábrica le pedí a Camps que me enviase desde
Valencia un traje que le quedase bien, Él lo envió y el
patronista tomó las medidas y lo remitió todo a Satgor, una empresa de
confección radicada en Caparroso [Navarra]. En ocho o diez días le enviaron el
esmoquin a Valencia. Después me enseñaron una fotografía de una revista, en la
que aparecía Camps en un acto oficial en Nueva York con el esmoquin»
«Yo le expliqué al juez que un frac va siempre con chaleco blanco, y de ahí el
error. Tres o cuatro días antes del evento en el Vaticano, Álvaro Pérez me llamó
y me dijo que el protocolo de la Santa Sede exigía chaleco negro, y me encargó
dos chalecos: uno para él y otro para el presidente Camps. Álvaro ya tenía
encargado un frac pero no había tiempo para cortar el de Camps, así que le envié
uno de confección, de unos 300 euros, que fue el que utilizó y que luego me
devolvieron. Los chalecos se hicieron a medida y se encargaron al cortador de la
fábrica de Satgor, SA, en Navarra, que los envió directamente a la sede de
Orange Market, en la calle Conde de Salobreña, en Valencia»
«El domingo 8 de febrero, antes de mi declaración ante la policía, me llamó
cuatro o cinco veces. Le noté muy nervioso. Me preguntó si habría alguna factura
de Milano a su nombre. Yo le tranquilicé diciéndole que los cuatro trajes que
encargó a Milano se habían devuelto y eso había sido antes de los encargos a
Forever Young. Fue cuando me dijo que Álvaro era un bocazas»
Si Mariano quería datos ahí tiene unos cuantos, no tiene más que tirar de archivo y pedirle a Camps que le enseñe las facturas por el pago de esos trajes y si no la tiene que le enseñe la puerta. ¿Hace falta que venga un juez a decírselo?. Basta ya de hablar de insidias y mentiras, que enseñe los tiquets de compra, si es tan sencillo como eso.

Share

No les gustó la pregunta

febrero 18, 2009 by · 2 Comments
Filed under: Entrevistas, Política 

    Ya lo he dicho otras veces, me encantan las entrevistas abiertas de los medios de comunicación en las que todos podemos participar porque es una oportunidad de oro para preguntar lo que los periodistas de siempre no se atreven, o no les dejan, siempre y cuando:
1. Te dejen hacer la pregunta
2. No te la modifiquen.
A los del país en la última entrevista a Basagoiti no les gustó la mía y sencillamente le metieron la podadora. La pregunta era directa y buscaba que Basagoiti se soltara la lengua en criticar a sus compañeros de partido por el tema del espionaje en Madrid, cosa que igualmente a hecho por la facilidad de entrar a trapo que tiene. Le preguntaba sencillamente decia: ¿que debería haber hecho Esperanza Aguirre que no ha hecho todavía en relación a este tema y como le estaba afectando eso a su campaña?. Los chicos del país cambiaron la primera parte de la pregunta y la dejaron un poco menos escabrosa:

¿En qué os está afectando a la campaña la situación que se viven en el PP de
Madrid?

Bien no vendrá, pero no van a poder con nosotros, ni tres mangantes entre
setecientos mil, ni los adversarios que quieren eliminarnos. Somos importantes,
imprescindibles y honrados.

Sinceramente no lo entiendo. Si no les gusta la pregunta que no la pongan, pero que la corten o modifiquen vulnera el sentido de lo que están haciendo, que la gente pueda preguntar lo que realmente quiere.

Share