Contradicciones: ¿El Che bebiendo coca cola?

septiembre 1, 2010 by · 3 Comments
Filed under: Historia 

(…)
Al triunfo de la revolución en Cuba, el mercado de la coca-cola tenía pocas posibilidades de expansión.
Sus promotores habían logrado llevarla más allá de sus posibilidades como refresco, al inventar el cubalibre -que es una mezcla de coca-cola con ron cubano-. Pero aun así, de seis millones de cubanos sólo 900.000 estaban en condiciones de comprarla de un modo regular. Cuando los obreros cubanos se tomaron la embotelladora de La Habana, no pudieron seguir fabricando la coca-cola, porque el ingrediente básico llegaba de Estados Unidos y había muy poco almacenado en la fábrica. Lo único que quedaba, disperso por todo el país, era un millón de botellas vacías.
Fue el mismo Che Guevara, como ministro de Industria, quien decidió que se tratara de fabricar un sustituto como complemento del cubalibre. Las mentes más cuadradas pensaron en destruir las botellas existentes para exterminar el germen. Sin embargo, un cálculo más sereno demostró que las fábricas de botellas de Cuba tardarían varios años en sustituirlas por otras de forma menos perversa, y los revolucionarios más crudos tuvieron que resignarse a utilizar la botella maldita hasta su extinción natural. Sólo que la usaron en toda clase de refrescos, menos con el que improvisaron para el cubalibre. Los visitantes del mundo capitalista, hasta hace muy pocos años, padecíamos una cierta confusión mental al bebernos una limonada transparente en una botella de coca-cola.
(…)

Seguir leyendo…

Share