Cosas raras que pasan en los premios planeta

noviembre 9, 2012 por
Categoría: Sin categoría 

Hace una semana que escucho que tanto el premio planeta de este año Lorenzo Silva, como la finalista Mara Torres estarán firmando ejemplares en un centro comercial esta semana y sinceramente lo flipo en colores. El premio planeta se falló a eso del 15 de Octubre y en tan solo 15 días escasos les ha dado tiempo a los de la editorial a: firmar los contratos, registrar el libro, revisarlo y corregirlo, seleccionar un fotógrafo para la portada y hacerla, imprimirlo y distribuirlo, y al centro comercial a organizar una campaña de firmas con cuñas de radio incluidas para promocionarlo. Esto que parece que no es gran cosa, cuando se trata de una de las obras que más va a vender este año se supone que debería costar algo más de un par de semanas de trabajo, sobre todo cuando nos venden todo el trabajo, de edición, promoción y distribución que hay detrás de los libros para justificar su alto precio. Mover una rueda es fácil, mover un coche ya no lo es tanto. Se me ocurre aplicar el teorema de la navaja de Ockham una vez más a este dilema, cuando algo no encaja, la solución más simple es la más correcta, y la más simple en este caso es que antes de la gala de celebración, mucho antes, ya habían puesto en marcha toda esta maquinaria, así de sencillo, que el premio estaba otorgado de antemano, vaya. Cuando es blanco y en botella, fijo que es leche, no le deis más vueltas.

Una de las cosas que me han preguntado con la publicación del libro es por qué no se lo he ofrecido a ninguna editorial. En este caso la respuesta es bien sencilla, primero, porque no quiero participar en un juego que me va a llevar mucho esfuerzo y no me va a conducir a ningún camino con seguridad y segundo porque no tengo ganas, ninguna, de entrar en este juego que se traen.

Y otra de las cosas que me han preguntado es por la participación en algún tipo de concurso. La respuesta es más simple todavía, los concursos son para los que los van a ganar, porque son buenos escribiendo o por que son mejores haciendo amigos y a mi ni me gusta perder ni me sale lo de los amigos. Por eso y por no hablar de las condiciones que imponen en las bases.  Leeros por curiosidad las del propio premio planeta. Si resultas ganador, te llevas 600.000 € y cedes todos derechos sobre la obra. No está nada mal como premio si es que ganas. Si eres finalista 150.000€ y pierdes igualmente tus derechos sobre la obra. Tampoco está nada mal el premio. Pero si no ganas ni eres finalista bien pone en las bases que tienen n días para comunicarte si se quedan o no se quedan con tu obra y si se quedan con ella estás obligado a firmar «cualquier cosa» que te propongan por ella. Si, no es broma, «cualquier cosa»:

EDITORIAL PLANETA, S. A. se reserva el derecho de obtener la
cesión para la explotación en cualquier modalidad de las obras que, presentadas al Concurso y no habiendo sido galardonadas con el primer premio o el accésit, pudieran interesarle, siempre que comunique al autor correspondiente dicha decisión en el plazo máximo de noventa (90) días hábiles a contar desde la fecha en que se haga público el fallo del Premio Planeta.
El autor se obliga frente a EDITORIAL PLANETA, S. A., en el supuesto de recibir dicha comunicación en el plazo indicado, a ceder, en las condiciones que se establezcan, los derechos de explotación de su obra.

Prefiero ser pobre, literariamente hablando, que gilipollas, sinceramente, pobre pero con dignidad al fin y al cabo.

 

    Share

    Comments

    Tell me what you're thinking...
    and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!

    You must be logged in to post a comment.