Pobre Tiger

marzo 23, 2010 por
Categoría: Deportes 

Es cierto que el tío ha sido un putero descarado y que lo único que se merecía es que le abandonara su familia y punto, no hay más que hablar. Pero que tenga que estar pidiendo perdón cada vez que aparece en televisión a todo el mundo me parece excesivo. No es la primera vez que personajes de la vida pública estadounidense, sobre todo políticos, salen a la palestra, incluso en pareja, para pedir perdón por sus pecados mutuos de la vida privada. Si lo hizo hasta el mismísimo Bill Clinton como presidente del país. No lo entiendo la verdad, ni lo comparto. Que formes parte del circo o que sinceramente tengas más miedo al divorcio que a seguir casado no es óbice para no disponer de intimidad y más en el caso de funambulistas como Tiger que a lo único que se dedican es a darle al palo, dentro y fuera del campo, no a aprobar leyes sobre las relaciones extra maritales.

    Share

    Comments

    Tell me what you're thinking...
    and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!

    You must be logged in to post a comment.