Afenfosfobia

octubre 21, 2008 por
Categoría: Internacional 

     
merkel_sarkozy.jpg      Lo que me faltaba por oír. Resulta que a Merkel, la canciller Alemana no le gusta que la toquen, ni tampoco la proximidad, como buena Alemana y protestante ella y mucho menos si el que lo hace es el melosón de Sarkozy que debe ser más pesado que una Lapa en Agosto y en vez de decírselo directamente como lo haría cualquier persona normal del mundo se queja a través de la embajada Alemana en París, para que le manden el recadito. El mundo desaciendose como la mantequilla y estos dos preocupados por los arrumacos, si lo que yo te diga, acabarán quejándose de que a este le huelen los piés y de que el otro es un gorrino en la mesa.

    Share

    Comments

    Tell me what you're thinking...
    and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!

    You must be logged in to post a comment.