Toma

septiembre 29, 2008 por
Categoría: Formula 1 2008 

      Por fin pudimos disfrutar ayer de nuevo con Alonso, como en los viejos tiempos, como dijo él, con más miedo que verguenza en las últimas vueltas pensando que algo le pasaría al coche, que no llegaría hasta el final y mira. La suerte quiso que ayer en Singapur fuera el accidente de Piquet el que sacara el Safety car a la pista y favoreciera a los que habían repostado en ese momento, Alonso entre ellos. Solo era cuestión de tiempo que se colocará el primero, y de ahí hasta el final, y con Autoridad. Con la salida del segundo Safety se volvieron a agrupar, pero en solo tres vueltas ya le sacaba seis segundos a Nico Rosberg, luego no todo fue suerte. ¿Y los Ferrari?, incomprensiblemente regalándole el mundial a Hamilton, primero en el box con Massa, que por una vez no fue culpable, pero que se llevó la manguera y a uno de los mecánicos a cuestas, y luego Kimmy al que la noche de Singapur le fue “demasiado bien” y se salió a falta de pocas vueltas para el final, un desastre para la escudería roja que ayer debió ver la luz al ver a Alonso subido en lo más alto del cajón. La única pega, que Hamilton terminará tercero. No todo iba a ser perfecto.

    Share

    Comments

    Tell me what you're thinking...
    and oh, if you want a pic to show with your comment, go get a gravatar!

    You must be logged in to post a comment.